Aumentó el salario mínimo, ¿significa: despido de personal?

Casi es un hecho que a partir de que recibes la noticia de que el salario mínimo subiría de $88.36 a $102.68, un aumento del 14.32%, como empresario la primera imagen que se te vino a la mente para cubrir el compromiso con la mayoría de tus colaboradores fue o un recorte de la plantilla o una disminución permanente en la rentabilidad de nuestras empresas. Si no fueron ninguna de estas dos opciones, te felicito, tienes una verdadera visión de negocios, puesto que tus soluciones no fueron las más simplistas.

Pero pareciera que las decisiones más simples son las que imperan dentro de los líderes de las empresas, y es que la lógica es una gran parte del soporte para estas decisiones, ya que tratando de ser gráficos en la forma común de analizar estas situaciones es:

Si tuviéramos una plantilla de 10 personas a las que les pagamos 80 pesos diarios, tendríamos un presupuesto designado para salarios de 800 pesos diarios. Si nos modifican por ley que, a partir del inicio del siguiente año el salario diario subirá a 100 pesos, sólo podríamos cubrir el salario de 8 personas para este nuevo ejercicio con base en el presupuesto anterior con la lógica simplista de la gestión de colaboradores para las organizaciones.

La pregunta sería ¿Qué vas a hacer ahora con, aún, menos personal?

Invariablemente estos cambios del entorno requieren de un ajuste más complejo al interior de las organizaciones y tienen sus verdaderos orígenes en la capacidad que presentan los equipos de trabajo para responder satisfactoriamente a nuevos objetivos y metas organizacionales a partir de estos cambios, ese que no podemos modificar tan fácilmente; estamos hablando de productividad y de una administración estratégica.

Bajo esquemas de calidad en las organizaciones turísticas, una premisa fundamental para el correcto desarrollo de las empresas es que éstas deben de tener siempre objetivos y metas concretas y específicas, teniendo plenamente identificadas las distintas fuentes de flujos de efectivos que ayudan a detectar los ajustes necesarios para responder rápidamente ante contingencias y cambios imprevistos.

Sin duda, para aquellas organizaciones acostumbradas a trabajar bajo objetivos, estos esfuerzos serán, relativamente, más sencillos de adoptar, porque les resulta cotidiano determinarán metas paulatinas que puedan ajustarse a los objetivos de rentabilidad que persigue la gerencia o la dirección a partir de estos cambios. Por el contrario, aquellas organizaciones que no tienen esta cultura organizacional de trabajar bajo objetivos y metas o una administración estratégica, optarán por medidas más simples, casi de inmediato, pero que les traerán mayores complicaciones a largo plazo, puesto que disminuir la plantilla laboral, por supuesto que ajusta el presupuesto designado para sueldo y salarios, pero te disminuirá tu capacidad productiva y de rentabilidad, así como disminuirá tu percepción de seguridad laboral para el resto de los colaboradores que permanezcan teniendo como resultado un clima laboral sumamente tenso que limitará la creatividad y desempeño de éstos colaboradores.

La clave para aumentar la productividad de las organizaciones y así cumplir con sus compromisos, es la capacitación continua y la certificación de las habilidades de tus colaboradores que garanticen un correcto desempeño, así como un mejor aprovechamiento y optimización de los recursos en todos los sentidos que detecten los distintos desperdicios que puedan estar mermando la rentabilidad de tu organización. Con esta capacitación y certificación, tus colaboradores tienen claridad en la determinación de objetivos y metas que permitan la permanencia y conservación de sus empleos. Un personal capacitado tiene mayor sensibilización respecto de las responsabilidades y compromisos que adquieren para el beneficio personal y en conjunto de la organización.

Por ello una capacitación continua es fundamental para tu organización, por lo que deberás orientar tus programas hacia la orientación estos esfuerzos para la integración de equipos de trabajo, el trabajo por objetivos y metas, y también, la integración de Certificaciones (sistemas) de Calidad para incrementar la productividad de tu organización y la satisfacción del cliente y, por supuesto, la rentabilidad de la empresa.

Adelante, tu comentario es importante

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .